© Alexandre Lamoureux
La naturaleza

en el corazón de Saint‑Nazaire

Saint-Nazaire, una ciudad de contrastes y colores, luce con orgullo la tonalidad verde y le permite descubrir su pulmón verde… A pie, en bicicleta, con los niños o en pareja, estos espacios le permitirán descubrir otra gama de colores en la ciudad. Entre los parques y jardines de la ciudad, las zonas boscosas y los humedales de las afueras, más de un tercio de la superficie urbana de Saint-Nazaire es verde.

Parques y jardines

en Saint-Nazaire

Jardín botánico

Creado a finales de la década de 1880, el Jardín botánico es un auténtico jardín costero.
Su originalidad radica en las especies típicas de la costa bretona pero también en las especies mediterráneas que disfrutan del sol de este precioso parque, un paraíso vegetal abierto a todos los amantes de la naturaleza. Aquí encontrará parques infantiles.

Parque paisajístico

A un paso del centro de la ciudad, el Parque paisajístico, el corazón verde de Saint-Nazaire, fue construido después de la guerra en el antiguo «Grand Marais». Sus 50 hectáreas de vegetación incluyen un lago con chorro de agua, mesas de picnic, zonas de juegos… todo para convertirlo en un lugar muy agradable para pasear y muy apreciado por las familias.

Bosque de Porcé

En los barrios occidentales de la ciudad, hacia Saint-Marc, el bosque de Porcé, con sus once hectáreas de terreno montañoso y boscoso, surcadas por un pequeño río, invita a escuchar la naturaleza o a disfrutar de su ruta saludable. Partiendo de la orilla del mar, de la playa de Porcé, este bosque se extiende hasta los Jardines de Océanis, una corriente verde con aromas mediterráneos.

A filo del

agua dulce

Los paseos alrededor de los estanques de Saint-Nazaire discurren en bucles «a la carta». Un paseo de 20 minutos o una excursión lacustre de dos horas, todo es posible. El paisaje con los estanques, particularmente hermoso en primavera u otoño, también tiene cosas interesantes que contar sobre la historia de Saint-Nazaire… porque todos estos estanques fueron creados por el hombre.

Lago del Bois-Joalland

Con más de 44 hectáreas, el lago del Bois-Joalland es la más importante de las cuencas a las puertas de la ciudad. Se puede aparcar fácilmente a orillas del lago, en la carretera del Bois-Joalland; también hay una zona de autocaravanas en las inmediaciones. El recorrido por el lago es de unos 3 kilómetros y le ofrece unas hermosas vistas. Allí se encuentra una base náutica para la navegación a vela y el remo; hacia la carretera de Reton, los jóvenes aficionados a la BMX encontrarán una pista accidentada a su antojo; y un poco apartado de la carretera de Bois-Joalland, se ha habilitado un parque infantil con estructuras de madera y gruesas cuerdas.

Otros tres estanques le esperan un poco más lejos: la cuenca de Québrais, el estanque de Guindreff, alargado, y al final, escondido entre los árboles, el pequeño estanque de la Belle-Hautière.

Zonas de picnic

¿Un mantel a cuadros, una cesta de mimbre y sobre todo unos buenos productos frescos y locales comprados en el mercado? ¡No hay nada mejor para abrirle el apetito! Descubra nuestras zonas de picnic para disfrutar entre amigos o con la familia en un ambiente agradable.