© Arnaud Dréan
Descubrir...

el mar

¿Sabía que…? Saint-Nazaire también cuenta con una costa de una gran belleza: playas y calas, promontorios y acantilados, un sendero costero de varios kilómetros y un magnífico paseo a lo largo del paseo marítimo, muy cerca del centro de la ciudad. ¡Descubra un entorno celosamente preservado y cuidadosamente acondicionado para todos!

Saint-Nazaire

La ciudad de las 20 playas

Si pregunta por dónde se va a la playa en Saint-Nazaire, siempre recibirá la misma respuesta: «¿A cuál?». ¡Porque aquí se encuentra en la ciudad de las 20 playas! Con la familia o los amigos, descubra un entorno celosamente preservado y cuidadosamente acondicionado.

Debemos confesar que tendíamos a guardar en secreto todas estas playas y calas que se suceden a lo largo de la costa, a lo largo de varios kilómetros. Pero hoy en día, compartimos nuestra primicia, el destino Saint-Nazaire ofrece 20 playas y calas magníficas, incluyendo 6 playas vigiladas durante el verano (las playas de Saint-Nazaire, de Villès-Martin y de Porcé, y luego las playas de la Courance, de los Jaunais y de Monsieur Hulot en Saint-Marc-sur-Mer), 3 playas con bandera azul (las playas de la Courance, de Monsieur Hulot y de los Jaunais), así como 2 playas accesibles con el sello Handiplage (las playas de Villès-Martin y de Monsieur Hulot).

Saint-Marc-Sur-Mer

Poco a poco, a partir del siglo XIX, Saint-Marc se convirtió en una pequeña estación balnearia. Saint-Nazaire se desarrolló y la burguesía local se interesó rápidamente por este pequeño rincón preservado a orillas del mar. Aparecen entonces las primeras villas imponentes, denominadas «chalets», a menudo rodeadas de jardines con magníficos árboles, que son características de esta primera época balnearia llamada pintoresca.

Hoy en día…

Saint-Marc-sur-Mer es un apreciado barrio popular con una buena calidad de vida. Lleno de encanto y tranquilidad, resulta especialmente agradable para pasar un fin de semana o las vacaciones.

1 playa estrella: ¡la de Monsieur Hulot!

Si tiene la impresión de que ya ha visto en alguna parte la gran playa de Saint-Marc, su malecón, su conjunto de rocas e incluso el hotel de la playa que la domina, es normal: se encuentra simplemente en el lugar del rodaje de la película «Las vacaciones del Sr. Hulot». Jacques Tati, que buscaba un escenario natural para su película, eligió Saint-Marc-sur-Mer por su ambiente familiar y su magnífica playa. El rodaje se realizó en 1951… y el héroe de Tati sigue presente: gracias a la estatua de bronce del escultor Emmanuel Debarre, el Sr. Hulot vigila su playa, oficialmente conocida como «la playa del Sr. Hulot».

El paseo marítimo

de Saint-Nazaire

Saint-Nazaire decidió poner nuevamente en valor su fachada marítima. Esta auténtica ciudad costera ofrece un magnífico paseo marítimo de 3 km totalmente acondicionado para pasear y practicar actividades de ocio, que hará las delicias de las familias así como de las personas aficionadas a caminar y a practicar running.

La Place du Commando, un nuevo lugar de moda y de encuentro, abre en Saint-Nazaire una auténtica terraza sobre el mar. No espere más e instálese en los bares y restaurantes en primera línea de playa de la Place du Commando, disfrute de las hamacas conectadas o de la zona de juegos infantil en la playa… relájese y contemple los barcos navegando.

El espectáculo de las pesquerías

Celosamente cuidadas en su mayoría, estas pesquerías cobran vida cuando sus propietarios comienzan a pescar, dependiendo de la meteorología y del coeficiente de marea. Entonces pueden verse en acción los «carrelets», esas grandes redes cuadradas que se bajan y se suben para recuperar la pesca… ¡no siempre milagrosa! Si quiere probarlo por sí mismo, nada más fácil: puede alquilar una de estas pesquerías por unas horas, solo para aprender a usar el «carrelet».

Le sentier des douaniers

GR®34

¡Cálcese las botas de senderismo para recorrer el GR®34!

Hace mucho tiempo que no vemos a los aduaneros, con las gorras bien caladas en la cabeza, oteando la costa en busca de posibles contrabandistas. Hoy en día, los chemins des Douaniers son senderos pedestres accesibles para todos, que discurren a lo largo de las costas francesas. En Saint-Nazaire, el Chemin des Douaniers, o camino costero, ofrece magníficas vistas. ¡Ya sea en la orilla del agua o en la cima de los acantilados, con vistas a calas que invitan a la ociosidad o a lo largo de playas animadas, en todas las estaciones y en todo momento, este sendero le ofrece la más hermosa «excursión al mar»!